La Fundación Fernández-Vega estudia instalar un quirófano para operar cataratas en Camboya

17/12/2014
La quinta expedición al país asiático ha contado con voluntarios de lujo y tenía un claro propósito: allanar el camino para la futura realización de cirugías.

Han sido nueve los días de intenso trabajo este año en Camboya. La Fundación Fernández-Vega ha trasladado un equipo de cuatro personas hasta Battambang, una ciudad al norte del país asiático, donde tiene su prefectura Monseñor Kike Figaredo, jesuita asturiano y gran amigo de la familia. La expedición ha revisado la visión de cerca de 500 personas, además de llevar siete centenares de gafas donadas por los pacientes operados en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV). Este año se han comprometido a dar un paso más: próximo reto, intentar instalar un pequeño quirófano local para realizar operaciones de cataratas.

“Hemos procurado ser prudentes y conocer el lugar a fondo antes de instalar definitivamente un quirófano allí. Ahora, tras cinco años acudiendo a la zona, estamos preparados para avanzar en el proyecto con paso firme”, comenta el Prof. Fernández-Vega a su vuelta. El grupo de este año estuvo compuesto por el propio director médico del IOFV, su esposa y directora de la Fundación, doña Victoria Cueto-Felgueroso, el hijo mayor de ambos -ya incorporado al trabajo en el Instituto-, Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso y el jefe del departamento de Optometría,  Javier Lozano.

El trabajo se desarrolló entre el Centro de Salud de la prefectura de Battambang, la fábrica textil de La Paloma (creada por  Monseñor Figaredo para dar empleo a personas discapacitadas y sin recursos) y la parroquia de Tahen. Las condiciones y patologías más comunes en la zona son defectos de refracción, pterigium y cataratas, y la mayor parte de los pacientes ya son habituales desde 2010, primer año en que la Fundación trabajó en Battambang, y reciben sus gafas pregraduadas y adaptadas año tras año (como “Sombrita”, la chica que aparece en la imagen bajo estas líneas).

La Fundación Fernández-Vega atiende a personas desfavorecidas tanto a nivel local como en misiones internacionales. Durante el último año se desplazó, además de a Camboya, a Liberia, un país ahora mismo asolado por el ébola. Sus cooperantes volvieron apenas unas semanas antes del arranque del último brote. 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.